• Val

ENTRE LIBROS

Cultivando el amor por la lectura y los idiomas desde temprana edad.


Dicen que el amor por los #libros se aprende y de allí nace el hábito de la lectura, que es uno de los mejores que podemos cultivar en nuestros hijos. Así que cuando Dani estaba pequeñito comenzamos a leerle diariamente. Lo incentivamos a que tocara los libros y dejábamos que se los metiera a la boca mientras leíamos siguiendo palabras e imágenes con el dedo.

Entre libros le hemos enseñado nuestros #idiomas nativos. Papai lee en #portugués y mami en #español para acostumbrarlo a escuchar las mismas historias en ambos idiomas. El #inglés será el principal cuando lo aprenda en la escuela, así que no nos preocupa.

Además de comprarle biblias para niños, #libroseducativos y cuentos clásicos en español y portugués, en aquella época le pedimos a nuestros familiares y amigos que compraran libros cuando quisieran darle un regalito a Dani. Fue así como armamos una maravillosa biblioteca multilingüe que hoy disfruta más que sus juguetes.


Cada mañana nos pide dos o tres libros – los señala y describe articuladamente – y nos dice “quieres leer” o “mami, quieres leer contigo” (con dos años y medio, habla en segunda persona para referirse a sí mismo). Un par se los leo después del desayuno como parte de su rutina matutina y él se queda con uno que “lee” él solito o con su hermanita una y otra vez. Es impresionante verlo contándole a Isabella las historias que nosotros le hemos leído. Su memoria es fantástica y su imaginación le permite ponerse creativo mientras describe las imágenes que ve.

Este hábito que hemos cultivado en Dani nos ha ayudado a no depender de dispositivos electrónicos en casa y durante nuestras salidas para mantenerlo entretenido. Nos propusimos, entre otras cosas, cultivar en él el amor por los libros y los espacios al aire libre ¡y lo hemos logrado!


La lectura también forma parte importante de la rutina que creamos para preparar a nuestros hijitos para dormir: leemos la Biblia después del baño y antes de su último tetero del día.

Al hacer este momento una parte especial de la rutina nocturna, pasamos tiempo de calidad en familia y entre libros les enseñamos nuestra fe y seguimos practicando nuestros idiomas con ellos. Hoy en día Dani espera con emoción este momento y domina ambos idiomas con una facilidad increíble.

Ya les contaremos cómo nos va con Isabella, pero vemos que es muy posible que siga el mismo camino de su hermanito ya que la hemos visto literalmente comiéndose los libros y disfrutando los momentos en que nos sentamos a leer con ella.



También hemos hecho de la lectura un pasatiempo divertido con el resto de la familia. Valentina, nuestra sobrinita de 6 años, es una niña muy inteligente que ama la lectura. Su mamá la llevaba frecuentemente a Barnes & Noble y allí ella escogía sus libros favoritos y pasaban la tarde leyendo juntas. Desde hace unas semanas, iniciamos la #tradiciónfamiliar de llevar a Valentina, Daniel e Isabella al mismo lugar para una tarde divertida de lectura. Es un plan delicioso que además nos permite salir de la rutina y tomarnos un cafecito mientras nuestros niñitos la pasan de lo mejor #entrelibros.





122 vistas

© 2018 Todos los derechos reservados

  • Relatos de Familia Facebook
  • Relatos de Familia Instagram